Como cada primer domingo de mes, viajamos a Australia, en esta ocasión, a Brisbane,
la capital del estado de Queensland. Allí llegó Paloma Zafraen septiembre de 2019 para ser parte de un gran proyecto como desarrollar el metro de la ciudad.


38 años, ingeniera industrial en electrónica y máster en robótica, pero como no padecemos el síndrome de la titulitis, vamos a conocer su alma, que es incluso mucho más rica. Sí, porque es una persona que se apunta a todo, de las que no tienen miedo a vivir pero que les aterra desperdiciar la vida. Gaditana de nacimiento pero madrileña de corazón, ya que allí está su familia, y justo en estos momentos extrañando mucho España, ya que la covid le ha impedido venir, como os podéis imaginar.

Llegó a Australia por una oferta laboral en el sector ferroviario que no pudo rechazar. Buenas condiciones y un cambio de país, que, aunque al principio no le apetecía del todo, hoy en día está encantada. Se propuso estar 3 años y a partir de ahí, decidir si se queda o se vuelve a Madrid, y ahora lleva dos años y medio.


Le gusta el clima semitropical de Queensland, donde hace calor la mayoría del tiempo y suele llover por la noche. Vive en una vivienda queenslander, que se caracterizan por estar elevadas del suelo, para que circule el aire por abajo y sean más frescas. Además así se evita la entrada de insectos no deseados.

Lo que más le gusta a Paloma son las instalaciones de las oficinas que fomentan el deporte. Hay duchas, parking para bicicletas, zona de juegos y un largo etcétera.
Amante del deporte, practica crossfit a diario, bucea y ahora está aprendiendo a pintar con acuarela.
Sobre el Coronavirus, cuenta que fue difícil pasarlo lejos de su familia y amigos, pero en parte, tiene que agradecerle a que hoy en día ha aprendido a estar consigo misma y se ha convertido en una persona más fuerte.

Donde encontrar a Paloma:

IG: @lajuezadelagorra

María Mera
María Mera

Mente viajera

Si te ha gustado el post,
compártelo con tus amigos:
Share on facebook
Share on twitter
Share on email