En los momentos de dificultad surgen necesidades y, por tanto, oportunidades para emprender. McDonald’s. Starbucks, Apple, Uber o Airbnb nacieron en momentos en los que la economía no pasaba por su mejor momento.
Una nueva crisis mundial, sin precedentes y sin previo aviso, ha llegado de nuevo con el coronavirus. Y es en este momento de incertidumbre cuando surgen nuevas ideas, capaces de adaptarse a las circunstancias.

Y Tania Pardo, encontró en el confinamiento la horma de su zapato. De él nació Jimenas, la marca de calzado, bolsos y accesorios que aboga por el diseño y la artesanía local. Ya que todo está fabricado en Alicante, en España.
Estudió diseño de moda en ESNE, Madrid y después de pasar por varias marcas, en Hoss Intropia encontró su casa, ya que estuvo durante 4 años como directora del departamento de diseño, hasta que la marca cerró. Hoy en día pertenece al grupo Cortefiel.

Aconseja Tania lo primero registrar el nombre de una marca porque puede ser un proceso que dure meses. Ella siempre pensaba que si tuviera una hija se llamaría Jimena, y como este proyecto fue como su primera niña, pero eran zapatos, y siempre son dos, usó la palabra en plural: Jimenas.
Algo que caracteriza, hasta ahora, a todas sus colecciones, son las hebillas. Se inspiró en un anillo de su madre, que su padrele había regalado hace 30 años e intentó reproducirlo y que estuviera presente tanto en las sandalias, bolsos o cinturones.


Hace unos meses pudo comprobar la confianza de sus clientas en la marca, ya que publicó en Instagram, tan solo las suelas de los mocasines, y ya tuvo a 150 personas en lista de espera para la compra, sin saber tan siquiera cómo iban a ser los zapatos.
Tiene muchos proyectos de futuro manteniendo su esencia.

Dónde encontrarla
IG: @thejimenas
WEB: www.thejimenas.com

María Mera
María Mera

Mente viajera

Si te ha gustado el post,
compártelo con tus amigos:
Share on facebook
Share on twitter
Share on email