Alemania cancela la navidad

La pandemia amenaza al centro y norte de Europa y a su vez, aumentan también los disturbios por parte de los que están en contra de las nuevas restricciones.
Suiza e Italia ya han aprobado la tercera dosis, Austria ha lanzado una lotería para incentivar la inmunización, con premios como un coche eléctrico y hasta una casa.
Alemania, por su parte, se encuentra en pleno debate sobre la obligatoriedad de la vacuna.

Y nos vamos a quedar en este último país, a donde llegó nuestro invitado de hoy, hace ya 8 años. Su situación laboral en España era inestable tras estudiar turismo y el módulo de comunicación audiovisual. Llegó incluso a regentar una librería, pero tras algunos años luchando a contracorriente, el 18 de noviembre de 2013 se plantó en un pequeño pueblo cerca de Frankfurt donde vivió cerca de año y medio, y tras visitar a un amigo que vivía en Berlín, decidió quedarse, hasta hoy.

Él es Kike Dóniz, 8 años viviendo en Alemania, con el que hablamos de la situación que afecta al país actualmente debido al aumento descontrolado de contagios que
amenaza con suspender la navidad.
Kike cree que esto se debe a una mezcla de factores, pero la principal, la negación por parte de un 40% de germanos a vacunarse.

Nos metemos a conocer Berlín de su mano, y lo resume de la siguiente manera: tienes lo mejor de una gran capital y al mismo tiempo no tienes los problemas que justamente te da vivir en una gran capital. Ofrece cultura, eventos deportivos, ocio, historia, arte… y todo ello a un precio razonable. Y es que los sueldos, no son tampoco muy altos, así como en el sur del país, por lo que mucha gente vive la experiencia berlinesa por un tiempo, por lo que hay muchos habitantes de paso.
Se vive por tanto en una sociedad multicultural y libre.

Lo que más sorprende a los turistas la primera vez que llegan a Berlín es que es una ciudad a medio construir, y ahí radica su encanto, ya que la define como “pobre pero bella”.

Destaca, como no, la música tecno que anima la ciudad cada noche, pero es cierto que podemos encontrar cualquier estilo musical que nos guste gracias a la alta variedad de locales que ofrece el ocio nocturno berlinés.
Y nos ha querido hablar de una fiesta especialmente loca como lo es la Pornceptual, donde la gente va vestida muy sexy y extravagante, para disfrutar en las pistas de baile de Techno, House o Ambient. Además cuenta con una sala de cine, actuaciones eróticas e instalaciones artísticas.

Y si seguimos hablando de fiesta, la celebración de la Nochevieja es una de las más espectaculares de Europa. Los fuegos artificiales son tradición para despedir la última noche del año y la diversión está asegurada. Como recomendación, nos dice Kike, que intentemos comprar la entrada anticipada para no correr el riesgo de quedarnos a la intemperie por el límite de aforo y las grandes acumulaciones de gente que se suceden esa noche.

Los mercadillos de navidad son muy famosos también en Berlín, y como visita obligatoria propone el de Alexanderplatz, más de 100 puestos que permiten admirar las artesanías de los expositores y saborear diferentes delicias culinarias.
Si tenemos tiempo también debemos ir al mercado de Gendarmenmarkt, quizás el más espectacular ya que se encuentra en medio de dos iglesias gemelas pero una de origen alemán y otra francés. La entrada cuesta unos dos euros.

Hay un punto negativo bastante acusado en esta ciudad, y es la de encontrar vivienda de alquiler. Hay muy poca oferta y además las exigencias por parte de los propietarios son muy altas.

Y un pequeño indicio de racismo de una minoría alemana puede sentirse en algún pueblo más conservador, pero no es lo natural del día a día.

Si queréis seguir a Kike Dóniz, o contratar una visita guiada podéis encontrarlo en:

-Blog: https://insideberlin.org/

-Podcast:
Barbudos, barbados.
                Berlín podcast.
                El paragüita podcast.

María Mera
María Mera

Mente viajera

Si te ha gustado el post,
compártelo con tus amigos:
Share on facebook
Share on twitter
Share on email