Abogada en Perú y embarazada en Australia con visa de estudiante

Tres jóvenes compañeras de Derecho de la Universidad de Valladolid han conseguido aprobar las oposiciones a juez en un tiempo récord. Marta, Marina y Carmen han necesitado menos de dos años de preparación para hacerse con una plaza fija, y a sus 24 años, se convertirán en las juezas más jóvenes de España.
La media de tiempo de preparación para conseguir una plaza fija de juez de por vida está en cinco años. Ellas han superado la media y han logrado su sueño con mucho sacrificio y vocación.

abogada en Peru

La misma vocación por el derecho tenía nuestra invitada de hoy. Isabel se licenció como abogada en su país, Perú, y aunque según sus propias palabras: se quemó hasta las pestañas por esa carrera, algo ocurrió cuando se vio ejerciendo lo que años antes había soñado.
Hoy traemos una historia en la que la vida te revuelca y cuando crees que has alcanzado la estabilidad una ola vuelve a tirarte al mar.

Isabel llegó a Sídney con ganas de explorar el mundo tras graduarse de derecho en Perú. Aunque la carrera le apasionaba, cuando le tocó ejercer, la monotonía y el jubilarse en una silla, le hizo replantearse su futuro. Con valentía dijo adiós a una rutina segura y quiso buscar fuera de su país experiencias que le removiesen por dentro.
Y así llegó a la ciudad donde se encuentra el Opera House, con un inglés muy bajo que le hizo muy difícil poder orientarse en un mundo completamente nuevo para ella.
Fiel creyente del destino, sabía que algo bueno le estaba esperando fuera de Perú. Y es cuando aparece en plano, su novio. Lo conoce a los dos días de llegar a Sídney ya que ambos se alojaban en el mismo hostel. En un primer momento le sirvió de guía en una ciudad que le abrumaba, pero poco a poco esa relación fue creciendo hasta convertirse en pareja oficial.

Y los últimos acontecimientos demuestran que lo que empezó como una amistad ha terminado por convertirse en una familia con todas las letras, ya que Isabel está ¡embarazada! Un bebé que llega por sorpresa, y en no en la mejor de las situaciones, ya que ambos están con visa de estudiante, lo que complica bastante económicamente la estabilidad financiera.

abogada en Peru


 Su pareja trabaja en construcción, un oficio muy bien pagado en Australia e Isabel es profesora en un centro de estimulación temprana. Ambos están felices en sus puestos pero ya pensando en su futuro cuando el bebé llegue y alguno de los dos deba dejar su trabajo, lo que se traduce en menos ingresos, ya que con visa de estudiante es imposible tener un contrato fijo, por lo que si no trabajas no percibes sueldo.
Es ahora cuando se dan cuenta que les gustaría quedarse permanente porque sienten Sídney como su hogar, pero al mismo tiempo, se dan cuenta de que han perdido el tiempo en cursos que ahora no le sirven en el camino migratorio. Un camino que ven complicado y tedioso, si no das al país lo que necesita.
De momento ya están practicando el hecho de ser padres con su gatita a la cual encontraron abandonada y la adoptaron hace ya, dos años.

DÓNDE ENCONTRARLA

IG: @peruanita3v

María Mera
María Mera

Mente viajera

Si te ha gustado el post,
compártelo con tus amigos:
Share on facebook
Share on twitter
Share on email